browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

CURIOSIDADES Y LEYENDAS DE LA ETAPA DE HOY

Posted by on 05/06/2011

Estas corresponden a la etapa hoy realizada, que no pude poner anoche, por falta de wifi.

RECORRIDO PREVISTO – Hontanas –
Calzadilla de la Cueza.
DISTANCIA – 70,48 km
PASOS – Castrojeriz, Frómista, Carrión de los Condes.

CURIOSIDADES Y LEYENDAS

Un puente de inicios o de iniciados

El puente de Itero es un puente de inicios. Inicia el recorrido por la provincia de Palencia e iniciaba el antiguo reino de León. Su construcción, ordenada por Alfonso VI pretendía inaugurar una nueva época de reunificación de los reinos de Castilla y León tras la presunta victoria sobre su hermano Sancho II en la batalla de Llantada. En realidad esta victoria fue para Sancho II, que luego murió a traición durante el sitio de Zamora.

Por otro lado, para los alquimistas, que siempre identificaron el Camino de Santiago con la Gran Obra, aquí se producía la muerte iniciática. A través del camino recorrido su anterior espíritu ha muerto y está listo para la nueva fermentación que le conducirá hacia la perfección en Compostela. El número de sus arcos es once, el símbolo de conflicto, la transición, el cambio, el peligro.

El canal de Castilla

En Frómista el Camino de Santiago tiene su primer contacto con una de las obras de ingeniería más importantes y ambiciosas emprendidas en la historia de España y ejemplo emblemático de la modernidad en que la Ilustración pretendió introducir a la cerrada y tradicionalista España. Consiste en un conjunto de canales, diques y exclusas que distribuyen las aguas del Carrión y el Pisuerga por toda la tierra de Campos. Se inició a mediados del siglo XVIII y se finalizó avanzado el XIX. El uso inicial de sus más de 200 kms. consistió en vía de transporte de productos entre el interior de Castilla y las costas del Cantábrico. Posteriormente se usó como canal de riego y en la actualidad se ha iniciado una explotación turística con paseos en barca, recorridos a caballo por sus márgenes, etc.

El milagro de la patena

En la iglesia de San Pedro, en Frómista, reposa una custodia de plata en la que se guarda una hostia que se dice protagonizó un milagro allá por el siglo XV. Un voraz incendio destruyó por entonces el hospital de peregrinos anexo a la iglesia de San Martín y el Mayordomo encargado de su reconstrucción acudió a un judío de la localidad para solicitarle un préstamo y poder asumir los gastos. Cumplido el plazo para la devolución no pudo el mayordomo responder por su deuda y fue excomulgado. Para levantar la excomunión que pesaba sobre él, el mayordomo solicitó secretamente un nuevo préstamo y pudo así cumplir con el anterior. Estando próximo a la muerte, solicitó el viático y cuando se le fue a dar la comunión la hostia se quedaba pegada a la patena. Reconociendo la razón del prodigio, el mayordomo confesó su segundo préstamo, solicitó el perdón y pudo al fin descansar en paz.

El fuego de San Telmo

Llama la atención la estatua que se levanta en Frómista de un santo dentro de una barca, más que nada porque estamos hablando de una ciudad de interior. Es en honor a San Telmo, nacido aquí y patrono de navegantes. El fenómeno luminoso que se produce en el mar tras la tempestad se conoce como Fuego de San Telmo, al parecer porque los marinos lo identificaban con el fin de la tormenta gracias a la intercesión de este santo que predicó en las costas gallegas durante buena parte de su vida.

Una románico perfecto con evocaciones masónicas

La iglesia de San Martín de Frómista es ejemplo del románico más puro, perfecto, exquisitamente acabado. Sus esbeltas torretas, sus puertas, arquivoltas, capiteles y canecillos delicadamente tallados, sus ábsides recorridos por el taqueado jaqués, hacen de esta iglesia, único vestigio del monasterio del que formó parte, una obra perfecta del románico y un hito de obligada visita en la ruta jacobea.

En los capiteles del interior aparecen figuras en posiciones o gestos propios de las logias de canteros medievales que han sido conservadas hasta la actualidad como salutaciones o posiciones rituales en las logias masónicas, sus herederas.

Unos quesos “reales”

Junto a la iglesia de San Martín encontramos el Museo del Queso donde se pueden apreciar múltiples utensilios que pertenecieron a la fábrica de quesos con que contó la localidad, una de las primeras del país en producir quesos de forma industrial y que contó con el sello de “Proveedor de la Real Casa”, es decir, de la corte de Alfonso XII.

Las fiestas del Olé

Se celebran en honor a San Telmo “ocho días después de la Pascua de Resurrección”. Procesión cívica en la que se recorre desde la plaza de San Pedro hasta la casa de nacimiento del santo. Un recorrido de menos de un kilómetro que el pueblo realiza entre danzas con castañuelas y que puede demorarse de tres a cinco horas. En su transcurso, un personaje denominado “el Chiborra” pronuncia un burlesco pregón haciendo referencia a los acontecimientos locales.

Un remedio para el dolor de cabeza

Dos kilómetros antes de llegar a Villalcázar de Sirga el peregrino tropieza con el Santuario de la Virgen del Río. Hasta hace poco custodió en su interior un busto de alabastro de Santiago con los atributos del peregrino a la que la tradición local y conchera atribuía poderes curativos contra el dolor de cabeza. Era costumbre pasar un pañuelo por la frente del busto para, en caso de dolor de cabeza, pasarlo por la frente de la persona afectada y curarla. Hoy en día se custodia en el interior de la iglesia de Villalcázar de Sirga.

Una impresionante iglesia templaria para una Virgen milagrosa glosada por un Rey

Una imponente iglesia-fortaleza levantaron los templarios en este municipio, cabecera de una de las más importantes encomiendas con las que contó esta Orden en España. Fue dedicada a la Virgen Blanca y, como otras levantadas por esta Orden, cuenta con enigmáticos relieves de alusiones esotéricas y un pozo situado en una de sus naves que la tradición identifica con pasadizo secreto y refugio de templarios, aunque más parece que sirviese como fuente de agua exclusivamente. Muy controvertida ha sido también la imagen de la Virgen de la Expectación, imagen que sostiene a un Niño en brazos pero que a la vez está embarazada.

A la Virgen Blanca se le atribuyen numerosos milagros, el más famoso el que cuenta que durante la construcción de la iglesia desapareció una piedra de sillería de cuyo robo fue acusado un peregrino. En el momento de ser ahorcado, la Virgen colocó la piedra que faltaba bajo sus pies salvándole la vida y poniendo de manifiesto su inocencia.

Muchos de los milagros atribuidos a la Virgen Blanca fueron glosados por Alfonso X el Sabio en sus famosas Cantigas

La princesa que murió de nostalgia

En el interior de la iglesia de la Virgen Blanca llaman poderosamente la atención tres sepulcros góticos; uno pertenece a un caballero templario, los otros dos a Don Felipe, hermano de Alfonso X el Sabio, y a su segunda esposa. La primera esposa de este infante fue Cristina de Noruega, que llegó a España para desposarse con el monarca pero, tras el repudio de ésta, acabó casada con su hermano Felipe. Cuenta la tradición que a los pocos años, y en la flor de la vida, Cristina murió de melancolía, al parecer por la nostalgia del recuerdo de su tierra natal.

Los condes de Carrión

En Carrión sitúa la tradición y la leyenda el lugar de nacimiento de los condes que se casaron con las hijas del Cid, doña Sol y doña Elvira. Cuenta el Cantar del Mío Cid que protagonizaron la Afrenta de Corpes al desnudar y atar a una encina a sus esposas y azotarlas con el látigo. El Cid, enterado de esto, pide justicia al rey y éste obliga a los condes a devolver todas las riquezas aportadas por su suegro como dote y les obliga a batirse con éste en duelo. Derrotados, huyeron y se les dio por muertos pudiendo las hijas del Cid contraer de nuevo matrimonio.

El rey enamorado, el Pacto del Chocolate y otras curiosidades

En Carrión de los Condes se cuenta que cierto día quedó en la localidad el rey Alfonso con una mora llamada Zulima de la que estaba enamorado. Quedaron de verse en una fuente a determinada hora pero la mora no llegó puntual y el rey maldijo la fuente en la que estaba esperando. Cuando llegó Zulima horas después bebió de la fuente maldita y murió, dándole el nombre a la fuente y a la cuesta que da acceso a la ciudad.

Durante la Guerra de la Independencia, las monjas clarisas y las tropas francesas llegaron a un pacto según el cual los soldados respetaron a las monjas y sus pertenencias y a cambio éstas fueron capaces de invitarles todos los días que duró la ocupación a chocolate con picatostes.

En la iglesia de Santa María podemos observar en la fachada unas curiosas tallas de cabeza de toro. Hacen referencia a la leyenda según la cual, debiendo Carrión entregar 4 doncellas a los musulmanes como parte del “Tributo de las Cien Doncellas”, solicitaron las muchachas permiso para despedirse de la Virgen y ésta, apiadada, hizo aparecer cuatro toros que pusieron en fuga a los musulmanes dejando libres a las jóvenes.

En la iglesia de Santiago se puede admirar un soberbio Pantócrator, a decir de algunos eruditos el mejor del románico peninsular.

La villa es también cuna del Marqués de Santillana, famoso por sus Serranillas, coplillas populares y sencillas.

En el monasterio de San Zoilo, a la salida de Carrión, se sitúa la leyenda según la cual un ciego llegó haciendo la peregrinación y se acogió a la hospitalidad del cenobio. Los monjes le ofrecieron cama para dormir pero él solicitó le permitiesen hacer noche en oración ante el altar del santo. Cuando regresaron los monjes por la mañana a la iglesia hallaron al peregrino orando devotamente y agradeciendo al santo el haber recuperado la vista milagrosamente.

20110605-171122.jpg

Deja un comentario