browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

LA ETAPA DE MAÑANA – AVANCE Y LEYENDAS

Posted by on 10/06/2011

Penultima Etapa que me dejara, si Dios quiere, a las puertas de la ciudad del apostol.

RECORRIDO – Portomarin – Arzua
DISTANCIA – 59 km’s
PASOS – Ligonde, Palas de Rey, Melide,

CURIOSIDADES Y LEYENDAS

Vilar de Donas

Antes de llegar a Palas de Rei, a la salida de la aldea de Portos, un desvío de tres kilómetros nos lleva al Monasterio de Vilar de Donas. Destaca el retablo de granito que representa el Descendimiento y el milagro griálico de O Cebreiro y las pinturas murales góticas que muestran estilizadas figuras que recuerdan las escenas amorosas cantadas por los trovadores influenciados por la mística cátara y la caballeresca griálica.

Este lugar fue elegido por los Caballeros de Santiago para residencia de sus esposas mientras ellos se dedicaban a sus tareas de protección a peregrinos. Igualmente el monasterio se constituyó en morada permanente de sus viudas. Tal vez de este uso deriva el nombre.

El castillo de Pambre

Pasado Palas de Rei, desde Pontecampaña podemos tomar un desvío que, a través de Sambreixo, nos lleva al Castillo de Pambre, del siglo XIV, que está formado por una gran muralla almenada con torreones en cada esquina, que protege en su interior una alta y maciza torre del homenaje.

Fue éste uno de los escasos castillos y fortalezas que sobrevivió al levantamiento de los Irmandiños, y en sus instancias resuenan los ecos de la leyenda que cuenta cómo un noble caballero francés que, peregrinando a Santiago fue herido por unos bandoleros, se acogió la hospitalidad brindada por el devoto señor del castillo para reponerse. El castellano vivía con sus dos jóvenes hijas que inmediatamente se entregaron a los cuidados del noble peregrino. Tan joven y apuesto les resultaba el caballero que ambas quedaron prendadas de él aunque sin llegar a disputárselo. Ya convaleciente, el caballero mostró una clara inclinación por una de ellas y acabó por pedir su mano a su padre que gustoso se la concedió. Se celebró la boda en la catedral de Santiago y, ya como marido y mujer, ambos viajaron a Francia para vivir en las propiedades del caballero.

Se cuenta que la otra hermana quedó sola en el castillo siempre con la esperanza de que algún día su gran amor regresase por ella. Pasaba el tiempo y ella continuaba subiendo a la torre del castillo para otear el horizonte esperando a su amado hasta que un día allí la encontraron fría, muerta, con la mirada clavada en el Camino Francés.

El nombre de Leboreiro

El nombre de la villa deriva del latín Campus Levurarius, que viene a significar Campo de liebres, al parecer por la abundancia de esta especie en los contornos. Es curiosa la simbología que en diferentes culturas se asocia con este animal. Desde las culturas precolombinas maya y azteca hasta la china pasando por la mitología clásica a menudo han asociado este animal con ritos iniciáticos, el culto a figuras femeninas y ancestrales rituales de fecundidad.

La virgen coqueta

La iglesia de Santa María de las Nieves, en Leboreiro, tiene en su tímpano una talla de la Virgen sedente que reproduce la imagen de la Virgen custodiada en su altar mayor. Cuenta la leyenda que cerca de donde se encuentra esta iglesia, cuando todavía no se había levantado, comenzó a manar una fuente acompañada de deliciosos y místicos aromas diurnos y resplandores o extraños fenómenos lumínicos nocturnos. Los asombrados vecinos, seguros de que aquellos portentos escondían hechos sobrenaturales o milagrosos, procedieron a excavar en los alrededores encontrando una imagen de la Virgen. Felices por el hallazgo, decidieron trasladar la imagen a la iglesia parroquial pero al día siguiente la imagen había desaparecido para volver al punto donde fue hallada. Varias veces repitieron los vecinos la operación y en todas las ocasiones la Virgen volvía junto a la fuente, hasta que, reunidos para estudiar la posibilidad de construir una capilla o ermita en el lugar de la aparición, un cantero tomó la palabra y propuso realizar una talla a imagen y semejanza de la encontrada y colocarla en el tímpano de la iglesia parroquial. Así se hizo y él mismo se encargó de tallarla. Esta feliz idea parece que fue del gusto de Nuestra Señora, que desde aquel momento consintió en permanecer en el altar mayor. Sin embargo, los vecinos cuentan que todavía, en las noches oscuras en que nadie la observa, la imagen acude a la fuente para bañarse y peinarse los cabellos.

Melide, la fusión con el Camino de Oviedo

En Melide enlaza el Camino Francés con la ruta que muchos peregrinos seguían para venerar en Oviedo las reliquias de la Cámara Santa en la Catedral de San Salvador. Esta ruta estuvo en su tiempo jalonada de albergues y hospitales y fue seguida por multitud de peregrinos haciendo caso de la popular copla, casi insultante para el apóstol, que rezaba: “Quien va a Santiago y no va al Salvador, sirve al criado y deja al señor”.

Los hornos de cal de Castañeda

En Castañeda sitúa Aymeric Picaud en su obra, el Códex Calixtinus, los hornos donde las piedras calizas eran transformadas en la cal necesaria para las obras de construcción de la catedral de Santiago de Compostela. Como hemos indicado anteriormente, era tradición jacobea que cada peregrino recogiese una piedra en las canteras de Triacastela y la trasladase hasta los hornos de Castañeda. De esa forma cada peregrino participaba activamente en la construcción de la catedral del apóstol y el transporte era entendido como un sacrificio suplementario ofrecido al santo. Quienes entienden la ruta jacobea como un camino iniciático creen que muchos de estos peregrinos ofrecerían esta piedra como símbolo de la posesión de los conocimientos adquiridos, de la famosa “piedra filosofal”.

20110610-215911.jpg

2 Responses to LA ETAPA DE MAÑANA – AVANCE Y LEYENDAS

  1. FLOR

    Nos encantó el Cristo que hay en la parroquia de Furelos, un Cristo crucificado que tiene el brazo derecho descolgado, bellísimo.
    Ánimo, que ya estas llegando, aunque a estas alturas, se mezcla la alegría de llegar con la pena de acabar. BUEN CAMINO

Deja un comentario